el equipo

Dena (1976) fundó al ándalus en diciembre 2008. La enseñanza es su vocación. Desde los 13 años se pasó todos los veranos dando clases partículares hasta que decidió estudiar para ello. En Sevilla cursó dos especialidades de Filología. El CAP en el año 2002 le sirvió para darse cuenta de que dar clases en un instituto no es exactamente la mejor opción para el resto de su vida.  Llegó a Alemania en el año 2003 y después de un tiempo se dijo, "si me quedo en Berlín tengo que montar mi propio negocio en 3 años" Y así lo hizo. Desde entonces organiza y coordina el restaurante con la escuela. Ella misma ha estudiado 5 idiomas diferentes, en diferentes niveles, por ello conoce las dificultades con las que se enfrenta un alumno en sus clases. Sus clases no se enfocan en la perfección del lenguaje sino en las habilidades de la comunicación.

"En al ándalus me siento en casa, y me ilusiona compartir esto con mis amigos alumnos y clientes. Quiero enseñar la calidez de mi cultura y aprovechar el restaurante para crear un punto de encuentro en el barrio"

Desde el nacimiento de su primer hijo, se debate constantemente en repartir el tiempo entre sus dos amores: al ándalus y su familia.